Sabemos que conseguir que tu perro se tome la medicación puede ser un proceso bastante complicado y estresante, tanto para ti como para él. Te recomendamos mantener la calma, darle mucho cariño y premios y tomar en cuenta estos consejos dependiendo del tipo de medicación:

Pastillas

  • Pon tu mano alrededor del hocico del perro y eleva suavemente su hocico apuntando hacia el techo.
  • Con la otra mano, abre su mandíbula inferior y coloca la pastilla en la base de su lengua.
  • Cierra la boca del perro y masajea la garganta o sopla suavemente en su hocico.
  • Observa atentamente a tu perro para tener la seguridad de que se traga la pastilla.

También puedes tratar de esconder la píldora dentro de un pequeño pedazo de carne.

Medicamentos líquidos

El uso de una pipeta pequeña facilitará las cosas.

  • Pon tu mano alrededor del hocico del perro y eleva suavemente su hocico apuntando hacia el techo.
  • Con la otra mano, introduce la pipeta por un lado de su boca.
  • Inyecta el líquido suavemente, parando de vez en cuando para dejar que el perro trague.

 

Gotas para los oídos

  • Habla con tu veterinario si las orejas del perro están muy sucias – las gotas no serán eficaces si el canal auditivo está obstruido.
  • Asegúrate de que el perro no tenga heridas ni arañazos en las orejas, porque si las tiene el alcohol de las gotas le escocerá.

 

Colirios

Esta operación es mucho más fácil si se hace entre dos personas.

  • Da a tu perro la orden de sentarse (“sit”).
  • Pide a tu ayudante que sujete suavemente el hocico del perro y eleve su hocico apuntando hacia el techo.
  • Retrae suavemente el párpado superior del perro y administra el colirio.

Si no tienes a nadie que te ayude, hay dos formas de poner el colirio.

  • Dale al perro la orden de sentarse (“sit”) y luego colócate frente a él.
  • Utiliza una mano para retraer suavemente el párpado superior del perro.
  • Utiliza la otra mano para administrarle el colirio.

 

Si tu perro no coopera:

  • Arrodíllate, rodea suavemente su cuello con tu brazo para bloquearle la cabeza y coloca la mano debajo de su barbilla.
  • Utiliza la otra mano para administrar las gotas.

Si sigues teniendo problemas, pide al veterinario o a un enfermero veterinario que te haga una demostración.

©2019 Cooper Mascotas, C.A.Av. Francisco de Miranda, Centro PlazaTorre A, piso 14, oficinas BD Los Palos Grandes, Caracas.

Cooper Mascotas

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?