Los gatos son limpios por naturaleza y es muy probable que tu gatito haya aprendido de su madre a utilizar la bandeja de arena. Lo que debes hacer es comprar una bandeja de plástico y ponerle suficiente arena como para cubrir el fondo. Trata de usar el mismo tipo de arena que utilizaba antes de llegar a casa para que él pueda reconocer su textura y olor.

Enséñale donde está la bandeja y llévalo allí después de las comidas o siempre que detectes síntomas de que tiene ganas de ir al baño, como por ejemplo, si se agacha o empieza a olfatear el suelo.

Lo que debes saber sobre las bandejas

Coloca la bandeja de tu gatito lejos de su cama y de su comida, en un lugar donde tenga un poco de privacidad.

Cambia regularmente la arena de la bandeja, los gatitos son bastante remilgados y no querrá usarla si la ve sucia. Algunos desinfectantes como el cloro son tóxicos para los gatos, así que lo mejor es usar agua caliente y detergente.

Cuando tu gatito sea lo suficientemente grande como para salir al exterior, quizá quieras prescindir también de la bandeja. Pero no debes apresurarte, ya que podrías encontrarte con que, por ejemplo hace demasiado frío fuera de casa, y tu gatito no está dispuesto a salir a la calle para hacer sus necesidades.

©2019 Cooper Mascotas, C.A.Av. Francisco de Miranda, Centro PlazaTorre A, piso 14, oficinas BD Los Palos Grandes, Caracas.

Cooper Mascotas

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?